Austeridad
Escrito por Patxi Lázaro el 22 diciembre, 2017 en Buenas prácticas Startups y Nueva Economía

El título de este post podría llamar a engaño. En realidad, no tenemos nada contra este tipo de dispositivos. Todo lo contrario: los ordenadores macBook y los teléfonos móviles iPhone son productos exclusivos y de altas prestaciones, que durante muchos años, en cuestión de diseño, ingeniería y calidad, han ido varios años por delante de la competencia. Si a título individual eres orgulloso propietario de uno o varios de esos terminales, se te alaba el gusto y tu libertad como consumidor. Cada cual se gasta su dinero como mejor le parece.

Sin embargo, y a no ser que tu proyecto empresarial requiera disponer de dispositivos Apple de gama alta, ya sea para el desarrollo de aplicaciones específicas o como bancos de prueba para el software, no conviene incluirlos en el presupuesto de la startup. Equipar a los directivos de tu empresa con ordenadores y teléfonos móviles que cuestan cuatro o cinco veces más que un PC o un terminal Android de prestaciones comparables hace pensar al inversor que tu equipo y tú sois de esa clase de gente que viaja en clase business y pone más énfasis en cuestiones de status que de eficacia empresarial. Eso no es bueno para su negocio.

En las etapas iniciales de despegue, el capital es el bien más preciado de la startup, y deberá ser invertido allí donde pueda tener mayor rendimiento: en el desarrollo operativo del negocio. Desde el momento en que un teléfono de 150 euros ofrece unas prestaciones comparables a las de uno de 900, la inversión en este último deja de ser óptima. Lo mismo es aplicable a los gastos suntuarios -hoteles, automóciles, billetes de avión, comidas de negocios, etc.- Ahorrar en todos estos rubros contables no solo es una buena idea. También hay que dar la impresión de que se está en esa onda.

El inversor debe pensar que eres de ese tipo de personas que decidieron hacerse emprendedores no para dar un pelotazo, sino para hacer las cosas de un modo diferente y más eficaz, formar equipos cualificados, improvisar y, sobre todo, sacar el mayor partido posible de cada euro que pone a tu disposición.

Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someone
Patxi Lázaro

Patxi Lázaro

25 Años trabajando para la industria como traductor técnico, intérprete de técnicos de montaje y en reuniones de negocios. Puedo ayudarte a establecer contacto con clientes, inversores y asociados industriales, mediante una búsqueda específica en Internet, bases de datos públicas y otros canales.

Deja tu comentario