cisne negro economia
Escrito por Patxi Lázaro el 3 febrero, 2017 en Mercados industriales

El cisne negro en la economía augurio de malos presagios

Los cisnes negros, según el filósofo y financiero estadounidense de origen libanés Nassim Nicholas Taleb, son sucesos inesperados que modifican los acontecimientos de tal manera que todas las previsiones y esquemas que podamos haber hecho con anterioridad dejan de tener validez de la noche a la mañana: nuestras expectativas de negocio, nuestra planificación financiera, nuestra tecnología y nuestra estrategia tienen que dejarse de lado por obsoletas o ser redefinidas para adaptarse a unas circunstancias totalmente nuevas con las que nadie había contado.

No necesitamos retroceder en el tiempo en busca de ejemplos, ya que durante los últimos meses han alzado el vuelo dos de estos pajarracos, produciendo un terremoto histórico que perturba las condiciones económicas y políticas en que se desenvuelve la actividad de nuestras empresas. Todos los días el lector se desayuna con una amplia oferta de editoriales y opiniones de analistas sobre el Brexit y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. No hace falta que se rompa demasiado la cabeza tratando de buscar un sentido. Simplemente, no lo hay. El abandono de la Unión Europea por la Gran Bretaña y el relevo en la presidencia de Estados Unidos son ejemplares típicos de ese cisne negro de Nassim Taleb que vienen a destruir nuestro cómodo y aquilatado horizonte de certezas económicas. Al Brexit y a Donald Trump no se les esperaba, pero ahí están. Y las alteraciones que traen consigo son irreversibles.

Si es usted empresario, no tardará en percibir el cambio en su cuenta de resultados. De hecho, se dice que algunas empresas del grupo Mondragón ya están experimentando una contracción en su cartera de pedidos por efecto anticipado del nuevo proteccionismo norteamericano. Y obviamente, antes de eso, la devaluación de la libra esterlina alteró las condiciones de competitividad y beneficio en los mercados británicos y todo el área internacional sometida a la influencia financiera de la City londinense. Aunque por suerte tenemos nuestras tablas Microsoft Excel para recalcular presupuestos y ofertas, las cosas no volverán a ser como antes.

 

Aprovechando las oportunidades

Ahora las buenas noticias. No debemos asustarnos por todo lo que se cuenta por ahí acerca de un posible retorno al proteccionismo. Esto no significa ni de lejos la vuelta a la autarquía del período de entreguerras, y tampoco una elevación brutal de los aranceles. Lo que quiere decir es que todos los acuerdos van a ser renegociados. En algunos sectores se alzarán barreras, en otros surgirán oportunidades. En cualquier caso, nadie puede sustraerse a tomar parte en el proceso. Y lo que consiga dependerá de sus fortalezas como productor, estratega y negociador.

Quedarse quietoparados en el “business as usual”, como una liebre deslumbrada por los faros del coche que está a punto de arrollarla, no es una opción. Llega el momento de cambiar estrategias, buscar nuevos mercados, redefinir modelos de negocio. Páginas web y sitios de comercio electrónico han de adaptarse a un nuevo entorno. Las empresas, sobre todo de tipo industrial, no solamente habrán de fortalecer sus estrategias de marketing, sino también hacerlas más precisas y específicas con respecto al tipo de clientes que se quiere captar. Y por supuesto, al encontrarnos en un período de reestructuración y redimensionamiento con vistas a un proceso reindustrializador en Europa, la actividad comercial habrá de incluir la captación de inversores, fondos de capital riesgo y otras fuentes financiación como los mercados alternativos bursátiles.

 

En otras palabras: los cisnes negros quitarán el sueño a mucha gente. Pero también van a traer un nuevo espectro de oportunidades para el B2B.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone
Patxi Lázaro

Patxi Lázaro

25 Años trabajando para la industria como traductor técnico, intérprete de técnicos de montaje y en reuniones de negocios. Puedo ayudarte a establecer contacto con clientes, inversores y asociados industriales, mediante una búsqueda específica en Internet, bases de datos públicas y otros canales.

Deja tu comentario